Descubriendo el ayuno intermitente

wefitter blog ayuno intermitente

Cuando empezamos un arduo entrenamiento deportivo, sabemos que necesitamos complementarlo con una dieta saludable que permita alcanzar el máximo potencial de nuestro cuerpo. Por ello es recomendable entrar en contacto con especialistas en dietética (y que cuenten con cursos de nutrición deportiva capaces de comprobar) que nos hagan un plan dietético en función de nuestros objetivos y actividades deportivas.

Con esto queremos decir que no basta tomar un curso de entrenador personal, también es importante tener conocimientos o cursos de nutrición deportiva. De este modo se pueda crear planes en función de las necesidades de cada deportista, atleta o culturista. Por esta razón no siempre se puede recomendar un ayuno intermitente…

¿Qué es el ayuno intermitente?

Surgido del inglés Intermitent Fasting (IF, por sus siglas en inglés), esta práctica es la alternancia de ayunos y de ingesta variando sus periodos de tiempo. Es decir, pasar 16 horas de ayuno y, luego, 8 horas en donde está permitida la ingesta. Estos protocolos pueden variar entre 16, 24 y 48 horas. Lo importante es consumir una dosis total y mantener una adherencia a lo largo de la semana.

Se recomienda que este tipo de práctica o dieta nutricional deportiva sea llevado a cabo sólo en personas con un biorritmo cuyas horas de mayor activación tengan lugar en la tarde o la noche. Esto se debe a que en caso de hipertrofia o aumento de peso, se recomienda incrementar el número de ingestas diarias repartidas a lo largo del día. Es decir, y por ejemplo, repartir entre 2 y 3 ingestas al día en una franja horaria concreta – siempre y cuando la dosis total y la adherencia se mantengan.

Beneficios del ayuno intermitente

En los últimos años, varios autores han tratado de evidenciar los beneficios del ayuno intermitente. Si bien se trata todavía de un área de investigación en sus principios, pretende configurarse como una herramienta útil en la nutrición deportiva para personas con sobrepeso u obesidad, o con un biorritmo vespertino.

Por ello se ha podido demostrar que el ayuno intermitente brinda una serie de beneficios que te compartimos a continuación:

  • En algunos individuos se trata de una restricción calórica total, permitiendo la reducción del peso corporal. Aún si se trata de un menor número de ingestas diarias pero con mayor cantidad de comida.
  • Hay una mejoría significativa en los marcadores lipídicos, inflamatorios y metabólicos. Esta acción se relaciona con la disminución de ingesta calórica espontánea.
  • Ante la restricción calórica, aumenta la esperanza de vida.

El ayuno intermitente pretende convertirse en una herramienta de nutrición (la cual requiere un entrenamiento o estudiar un curso de nutrición deportiva). Ya que los ayunos de forma descontrolada puede conducir a pérdidas de masa magra, deshidratación, mareos y, a la larga, anemia. Mantenerse hidratado durante un ayuno bien informado y llevado a cabo, es de importantísimo.

Leave a comment

WordPress Video Lightbox Plugin